viernes, 3 de junio de 2016

El descaminado

    ¡Si pudiese dormir! Aún me extravío
Por este insomnio que se me revela.
No sé lo que detrás de la cancela
Me ocurre en mi interior aún más sombrío.

    Denso, confuso y torpe, me desvío
De lo que el alma sobre todo anhela:
Mantener encendida esa candela
Propia sin cuya luz yo no soy mío.

    ¡”Descaminado enfermo”! Peregrina
Tras mi norma hacia un orden, tras mi polo
De virtud va esta voz. El mal me parte.

    Quiero la luz humilde que ilumina
Cuerpo y alma en un ser, en uno solo.
Mi equilibrio ordinario es mi gran arte.

Jorge Guillén: Clamor… Que van a dar en la mar (1960)

Versións:
Inés Fonseca: El descaminado; Generación del 27; 2007; Pista 9

No hay comentarios :

Publicar un comentario