jueves, 1 de diciembre de 2022

Strange love

Soy el otro. El que llega
de un día imprevisible.
Mi fiesta es este instante
vengador en que ahuyento,
con mi sola presencia,
el tedio prescindible.
Saco de mis alforjas,
en este instante límite,
imágenes fugaces,
recuerdos, nombres pálidos,
que ya, en la cuarta copa,
se comerá el olvido.
Después, seré un extraño
tolerable y más luego
la puta soledad
se acostará conmigo.

Por eso voy. O vuelvo.
Por eso no me quedo.
No le cobro, por eso,
mi salario al silencio.
Soy el otro. El que vuelve
del dorso de las cosas
y ha perdido la sombra
en hoteles y puertos.
Dolida ceremonia:
llegar, estar, partir.
Se lleva el corazón
como afuera del cuerpo.

Es que el extraño altera,
a ráfagas de vértigo,
con un viento diabólico
la paz del lugareño.
Ser el otro es terrible.
Mi anfitrión lo ha advertido
y en su mirada inquieta
piensa que yo lo pienso.
Bebo mi copa y salgo
sabiendo que ahí afuera,
como un perro del mundo,
aun me espera el viento.
Me alzo de hombros. Camino
por la noche de nadie.

¿Qué extraño amor es éste
que apura los regresos?

                  Acapulco, México, 3 de noviembre de 1982

Armando Tejada Gómez: Historia de tu ausencia (1985)

Versións:

Armando Tejada Gómez: Strange love; Historia de tu ausencia; 1986; Lado 1, Corte 6



*[Por razóns de espazo nunha entrada anterior etiquetouse a Armando Tejada Gómez, intérprete, como Tejada; respectamos a etiqueta actual para evitar duplicidades.]